Manifiesto Transmaricabollo 15M

MANIFIESTO TRANSMARICABOLLO
Desde la Asamblea Transmaricabollo.

1. Combatimos toda forma de sexismo, homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia en todos los ámbitos: institucionales, laborales, en la educación, en cárceles y comisarías, a nivel nacional e internacional, porque la violencia transmaricabollobifóbica en el actual contexto socioeconómico, lejos de haber desaparecido,  está cada día más presente, oculta o visible, en todos los estratos de la sociedad española y domina en la mayoría de países del mundo.

2. Defendemos la eliminación de la transexualidad de los manuales de enfermedades (DSM-V y CIE-11) en su próxima actualización. Demandamos la eliminación del requisito de diagnostico de “disforia de género” para el cambio registral de nombre y sexo, así como el acceso de las personas inmigrantes y de lxs menores al protocolo de cambio de nombre y sexo. Reclamamos el acceso universal a la salud para las personas trans desde una perspectiva de libertad, información y autonomía. Abogamos por el derecho de todas las personas que lo desean a no identificarse ni como hombre ni como mujer. Consideramos que no debe ser obligatoria la mención de sexo en los documentos oficiales. Reclamamos la eliminación de los protocolos médicos de normalización binaria para personas trans e intersexuales (como el test de la vida real, cirugías de normalización genital, etc.).

3. Denunciamos la instrumentalización por parte de los partidos políticos y el mundo empresarial de ciertas asociaciones y federaciones LGTB, lo que domestica la lucha política y resulta en una falta de representatividad de la diversidad sexual.

4. Combatimos el estigma de la prostitución y defendemos el trabajo sexual voluntario como un trabajo, con el reconocimiento de derechos laborales y sociales para todxs lxs trabajadorxs que lo deseen, favoreciendo la regularización de las personas migrantes que se dedican al trabajo sexual; y combatimos cualquier forma de abuso, violencia o explotación laboral asociada a esta forma de trabajo.

5. Exigimos que se respete el derecho de las personas a migrar y acogerse al estatus de asilada por motivos de orientación sexual y de género, eliminando todas las trabas existentes para ello. Abogamos por la abolición de los CIEs, y denunciamos los abusos que se producen con las personas transmaricabibollos internadas en los mismos.

6. Defendemos el reconocimiento de la pluralidad de formas de relación que exceden el modelo tradicional de monogamia y familia nuclear. Denunciamos los privilegios exclusivos del matrimonio en detrimento de otros tipos de relación.

7. Reclamamos el derecho a una sexualidad pública que no se articule en términos de prohibiciones, secretos y tabúes, que no esté condenada al armario de la intimidad, y que se incorpore como tema de debate en todos los ámbitos de la sociedad.

8. Demandamos la incorporación en el sistema educativo de una educación sexual integral plural. Exigimos medidas efectivas para evitar el bullying homofóbico y transfóbico.

9. Denunciamos la mercantilización de las sexualidades no normativas, que son reconocidas únicamente a través del consumo (capitalismo rosa) y nos posicionamos como transmaricabollosbiqueer anticapitalistas.

10. Exigimos el fin de la financiación pública de cualquier entidad religiosa o política que desarrolle políticas sexistas, homófobas, lesbófobas, bífobas y tránsfobas. Exigimos la revocación inmediata de cualquier cargo público que realice declaraciones transmaricabollobifóbicas e incite al odio.

11. Denunciamos la representación tendenciosa y reduccionista que aún siguen haciendo los medios de comunicación de las sexualidades no normativas.

12. Exigimos que se garanticen los derechos reproductivos de las mujeres lesbianas, las personas solas y  las personas trans y que se reconozca el derecho a la familia y al reconocimiento de la filiación sin requerimiento del matrimonio y al margen de la biología para todas las personas.

13. Reclamamos un abordaje integral de la salud para el tratamiento de la inmunodeficiencia humana, destacando la necesidad de abrir un debate sobre los abusos de las farmaceúticas. Reclamamos investigación y prevención considerando la especificidad de los cuerpos de las mujeres, cuerpos no normativos y cuerpos trans.

14. Denunciamos como cuerpos e identidades precarias, la brutalidad del capitalismo, que intensifica la discriminación expulsando del mercado laboral a las mujeres, las personas trans, lesbianas, gays, bi, etc.

Animamos a la rebelión de los cuerpos, y a poner nuestros cuerpos y placeres por encima de la lógica del mercado.

Huelga de Género

comunicado de: ASAMBLEA TRANSMARICABOLLO DE SOL

EN EL MARCO DEL OCTUBRE TRANS Y LA CAMPAÑA GLOBAL STP POR LA DESPATOLOGIZACIÓN DE LA TRANSEXUALIDAD

CONVOCA DURANTE EL OCTUBRE TRANS UNA HUELGA DE GÉNERO GLOBAL CON POSIBLE PRÓRROGA INDEFINIDA 

Las identidades binarias de género (Mujer y Hombre) son instrumentos históricos de dominación que se sitúan en la base de los sistemas económicos y de poder que articulan el capitalismo actual. Estas identidades, lejos de ser universales, son arbitrarias y se imponen a las personas desde el sistema médico-legal con la finalidad de inscribirlas en un modelo de producción basado en la familia nuclear heterosexual.

La identidades binarias de género se adscriben a  las personas cuando nacen a través las categorías de sexo biológico (hembra y macho), que implican una reducción de la sexualidad a la genitalidad y de esta a su funcionalidad en el marco de la reproducción heterosexual.Pero la sexualidad no se reduce ni a la genitalidad ni a la reproducción… entonces, ¿para qué usamos la distinción mujer-hombre, sino para generar diferencias de clase?

Las personas intersexuales, que nacen con una anatomía genital no claramente identificable en términos de sexo masculino o femenino, son habitualmente operadas al poco tiempo de nacer con la finalidad de inscribirlas en el sistema binario de dominación. Mientras, latransexualidad y el travestismo son considerados una enfermedad en los manuales médicos y en leyes aprobadas por este Gobierno con disforia política. Por ello defendemos la despatologización de las personas trans, demandamos la eliminación del  patologizante requisito de diagnostico de “disforia de género” para el cambio registral de nombre y sexo, la eliminación de los plazos de hormonación obligatoria que condenan a la mayoría de las personas trans a la esterilidad, así como el acceso de las personas inmigrantes y de lxs menores al protocolo de cambio de nombre y sexo. Por último, reclamamos la eliminación de los protocolos médicos de normalización binaria para personas trans e intersexuales (como el test de la vida real, cirugías de normalización genital, etc.), y defendemos la lucha de muchas personas trans por una reasignación de género frente a los problemas con que se encuentran para ello.

A su vez hay personas transgénero que no se identifican ni como hombres ni como mujeres, las hay que reivindican identidades en tránsito o trayectos de género, y otras que reivindican un género neutro, que inventan otros géneros, o que rechazan la identidad de género en su conjunto. Cualquier persona puede legítimamente, si lo desea, rechazar esta identidad que se nos ha impuesto a tod@s de forma arbitraria para asimilarnos en el sistema global de dominación.

Esto no solo es una opción legítima de cada persona sino también una lucha solidaria con las personas trans e intersexuales por la violencia sistemática que sufren, tanto por parte del sistema médico-legal como de la sociedad en general, una violencia que sufren también todas las personas que no encajan en las normas sexuales y de género y que de forma implícita afecta a todas las personas, ya que todas somos sometidas a la identificación binaria, lo queramos o no, sin otra alternativa posible por parte del sistema.

Por ello convocamos una huelga global de género durante el octubre trans, con posible prórroga indefinida, en la que cualquier persona, de cualquier edad, clase, procedencia, o condición y en cualquier lugar del mundo, podrá rechazar por un tiempo indefinido, la identidad de mujer o de hombre que se le haya impuesto.

¿Como se lleva a cabo la huelga de género?

  • Manifestando públicamente siempre que se tenga ocasión la no identificación como hombre ni como mujer y el rechazo a estas categorías de dominación, e identificándose como de-generad@.
  • Cuestionando y subvirtiendo los roles y comportamientos de género binario que cada persona asume en su vida cotidiana (formas de vestir y de apariencia, lenguaje corporal, etc.)
  • Entrando en los baños del sexo-género opuesto al adscrito a cada persona en todos aquellos lugares en los que los baños se separan en función de las categorías binarias de hombre-mujer; en  solidaridad con las personas trans y la violencia que sufren cotidianamente en los baños de locales públicos.
  • Reclamando en las tiendas de ropa tallas y modelos que no estén diferenciados en función del sexo-género binario.
  • Rehusando rellenar formularios impresos u online, oficiales o de otro tipo, en los que sea obligatoria la mención de género y presentando reclamaciones ante las entidades correspondientes exigiendo la corrección del formulario para que incluya la posibilidad de no identificarse ni como hombre ni como mujer.
  • Elevando recursos ante los tribunales locales, autonómicos, estatales, europeos e internacionales, solicitando la no adscripción a ningún género binario y que la mención a esta desaparezca del DNI y demás documentos oficiales para todas las personas que lo deseen.